Videojuegos: películas y series de televisión en Netflix

Mientras revisaba una página de préstamos por internet, ya que deseo alquilar un cuarto y no tengo el ingreso suficiente como para pagarlo, me saltó a la vista que no de los videojuegos más populares con temática de mundo abierto: The Witcher, sacaría una serie de televisión gracias a Netflix. Cabe destacar que el tercer título de la saga se llevó el juego del año en el 2015 en el evento The Game Awards celebrado ese mismo año. Además, The Witcher está basado en una novela donde  Geralt de Rivia es el protagonista de la historia. Estos libros fueron escritos por Andrzej Sapkowski quien colaborará en la serie como asesor creativo.

No pude disimular mi entusiasmo, ya que Netflix está apostando mucho por la creación de series basadas en videojuegos o por la emisión de películas o series de este estilo de vida. Aquí les dejo una mención de algunas de ellas:

  • Castlevania

Aunque  aún no existen muchos detalles, Adi Shankar, el productor, mencionó que la esta entrega de vampiros sería animada y que estaría basada en el título Castlevania III: Dracula’s Curse.

Comentó que la clasificación será R por lo que la violencia y otros temas adultos podrían mostrarse sin reservas.

La primera temporada de Castlevania estará disponible en 2017, mientras que una segunda ya está en planes para llegar en 2018.

  • Bayonetta: Bloody Fate

Producida por el estudio Gonzo, Netflx aloja la película animada basada en el popular juego de la chica sensual llamado  Bayonetta realizdo por el estudio Platinum Games. Bloody Fate retrata  la misma historia del videojuego original y aparecen los mismos personajes aunque con algunos ligeros cambios en el orden  en que suceden algunos acontecimientos.

  • Series de Halo

Netflix alberga entre su enorme lista de películas y series distintos títulos del famoso juego first person shooter llamado Halo: Halo: The Fall of Reach, Red vs. Blue y HALO Legends.

  • Resident Evil

No podían faltar en el catálogo de películas y series de televisión de Netflix. Puedes ver las horrendas adaptaciones live action protagonizadas por Milla Jovovich, pero también podrás encontrar Resident Evil: Damnation, película realizada digitalmente y que compensan con crecer las mencionadas anteriormente.

  • Devil May Cry

DMC es un anime basado en el videojuego del mismo nombre diseñado por Capcom. La serie se estrenó en la cadena de cable japonesa WOWOW TV el 14 de junio de 2007 y fue producida por el estudio de anime Madhouse.

En esta serie relatan la vida del caza demonios Dante mientras resuelve casos que investigadores o guardaespaldas normales no podrían realizar.

  • Assassin’s Creed

Aunque todavía no apunta a que esta serie salga en Netflix, todo parece encajar a que sí. Después de que saliera la adaptación en cines por Ubisoft y el resultado no fuera el esperado, Aymar Azaiza, jefe de contenido de Ubisoft para Assassin’s Creed mencionó que tienen en marcha una versión televisiva, pero que van a tomárselo con calma para poder tener un producto del que se sientan orgullosos.

FacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Recordando a mis maestros

Este día todo el mundo estará hablando sobre el día del maestro, de lo bien que enseñan o del mal ejemplo que dan. Yo me quise sumar a la celebración de este día, así que saquen sus sillas plegables, siéntense y pónganse a leer.

He tenido muchos maestros a lo largo de mi historia como estudiante pero quiero mencionar a tres de ellos que me encaminaron poco a poco a lo que ahora soy y a lo que ahora hago. Aunque no me había dado cuenta de eso en sus inicios, la verdad es que cada profesor deja una huella en tu vida, algunos tal vez de manera errónea pero otros siembran una semilla que poco a poco va germinando.

El primero de ellos fue en la secundaria, no me pregunten el nombre porque la verdad no lo recuerdo, pero le decía Mou, también no sé el porqué. Este maestro me dio la materia de español y sinceramente aprendí mucho con él. No sólo nos dejaba listas y listas de ortografía, sinónimos y palabas nuevas; también nos dejaba leer libros buenísimos como el de la compilación de historias de Edgar Allan Poe o el Relato de un Náufrago de Gabriel García Márquez, incluso llegó a ponernos audio libros, algo que era una experiencia sin igual.

Gracias a él aprendí a escribir mejor, a que me gustara todavía más la lectura y su pasión contagiosa me encaminó poco a poco al mundo de las letras.

La segunda profesora fue en la universidad, era la maestra de tesis y gracias a ella logré presentar un proyecto que los demás me habían rechazado. Me enseñó a estar segura de los temas que escribo: si los conozco y sé dónde investigarlos, no debo tener frenos. Mi tesis era sobre una corriente musical japonesa y la habían rechazado porque, según ellos, debía visitar Japón para poder escribirla, cosa que veía muy lejana, pero gracias a esta maestra entendí que, aunque mi tema estuviera a miles de kilómetros, si conocía el género, a la gente que rodea la música y la cultura e idioma del país, no importaba que estuviera al otro lado del charco.

El tercero, y el más importante, fue muchos años después de terminar la universidad. Él era mi maestro de escritura creativa, pero no sólo eso, también me enseñó a no tener miedo a mostrar mis escritos, a tener más confianza en mí y en mi potencial; me enseñó a seguir mis sueños, a no dejar las metas que me he creado y gracias a él reafirmé mi vocación: la escritura. Él no sólo fue un maestro de algunas materias o de algunos cursos, fue un maestro de vida ya que gracias a él, me pude abrir al mundo y mostrarle los escritos de los que soy capaz de realizar.

Estos maestros no son llamados profesores, son aclamados como guías para poder crecer.

FacebookTwitterGoogle+PinterestShare